4.21.2023
Historias

Innovación para el desarrollo sostenible

Miembros de The Network for Business Sustainability identificaron tres características de las empresas que se comprometen con desarrollar innovación sostenible.

Por: Alma Ramírez, cofundadora y directora general, comercial y de relaciones institucionales de Unboxed

Miembros de The Network for Business Sustainability encabezados por el Dr. Richard Adams, catedrático e investigador de la Universidad de Exeter, realizaron una investigación en la que identificaron tres características de las empresas que se comprometen con desarrollar innovación sostenible y que las diferencia de las enfocadas sólo en impulsar innovación tradicional:

- Tienen una mirada de largo plazo y no se limitan a buscar los retornos inmediatos.
- Utilizan el pensamiento sistémico.
- La innovación y la sostenibilidad son elementos integrados a la cultura organizacional lo que involucra a todos los niveles y áreas de la organización en estos esfuerzos.

¿Cómo se ve la innovación sostenible en las empresas?
Como resultado de su investigación, el Dr. Richard Adams propone un modelo de tres categorías en las que clasifica las actividades enfocadas en desarrollar innovación sostenible:

En el primer nivel, el de optimización operacional, las empresas buscan reducir sus impactos negativos sin modificar su modelo de negocio; “hacer lo mismo, pero mejor” generalmente tiene como beneficio la reducción en los costos. Algunos ejemplos de acciones que encontramos en esta categoría son: uso de energías renovables, la reducción y manejo de desperdicios, eficiencia en materias primas y empaques, trabajo remoto y flexible, entre otros.

En la categoría de transformación organizacional las empresas encuentran oportunidades de negocio diseñando nuevos productos y servicios que resuelvan necesidades y generan beneficios para las personas y el planeta.

El modelo de negocios está fundamentado en el compromiso de “hacer el bien”, no sólo hacer menos mal, como en la categoría anterior. Un ejemplo que podríamos ubicar en esta categoría es Comunidad Composta, una empresa que ofrece servicios de recolección de desechos orgánicos en la zona metropolitana de Monterrey para transformarlos en composta y que en un año ha evitado que más de 40 toneladas de materia orgánica vaya a la basura, disminuyendo también el uso de fertilizantes inorgánicos y el uso de agua de riego.

La tercera categoría se refiere al nivel más sofisticado de innovación sostenible, que implica desarrollar innovación y trabajar con otros para generar impacto positivo juntos. Este nivel requiere transformaciones profundas en los paradigmas que rigen la gestión de los negocios.

Un ejemplo de este tipo de innovación es la simbiosis industrial que consiste en diseñar procesos en los que los desechos o subproductos que genera una empresa sean utilizados como materia prima de otra, creando así economía circular. Otro ejemplo al que hace referencia The Network for Business Sustainability en su Guía de Innovación para la Sostenibilidad son las Empresas B, que por su compromiso de hacer negocios apegados a altos estándares de desempeño social o ambiental están utilizando sus negocios para rediseñar el sistema económico impulsando un movimiento que además de empresas integra a académicos, abogados, medios de comunicación entre otros.

 

¿Cómo acelerar la innovación sostenible?
Para acelerar que más empresas mexicanas generen innovación sostenible es necesario seguir educando y promoviendo una visión común y sentido de urgencia de pasar de las buenas intenciones a acciones contundentes. En el informe voluntario de México sobre los avances en la agenda 2030, presentado en julio del 2021, se menciona que el 70% de las empresas en México consideran que cuentan con un bajo nivel de desarrollo de acciones en torno a la sostenibilidad y únicamente 31% tiene un presupuesto asignado a ello.

Impulsar el crecimiento de redes que promuevan el diálogo, el aprendizaje, el compartir mejores prácticas y los esfuerzos colaborativos, asegurando que existan condiciones que faciliten la integración y participación de las MIPYMES -que representan más del 90% de las empresas mexicanas y a las que, en muchas ocasiones, la imposibilidad de pagar cuotas las excluye de estos espacios-. También es relevante crear puentes entre los diferentes movimientos y redes que ya existen y también con otros sectores para impulsar cambios estructurales, sistémicos y escalables.  

Reducir las barreras que enfrentan los emprendedores y emprendedoras sociales, acercar recursos financieros y no financieros como mentoría, capacitación, vinculación y promoción comercial para quienes están gestando innovación sostenible en etapas tempranas y con el apoyo necesario tienen el potencial de escalar y generar impacto usando sus empresas como una fuerza para el bien.

Lee el artículo

Redefiniendo el sentido del éxito

Últimas noticias, eventos e historias de agentes de cambio.

Entrevista | Análisis BIVA con Javier Herrero de Sistema B México

En una interesante entrevista con el equipo de la Bolsa Institucional de Valores, Javier Herrero explora los detalles del trascendental acuerdo anunciado junto al Movimiento de Empresas B

Leer más

Columna | Diversidad e inclusión laboral: ¿qué implica realmente?

La diversidad humana es un hecho innegable; la inclusión, en cambio, requiere de acciones continuas que involucren a todas las personas.

Leer más

Columna | Empresas mexicanas: de la rentabilidad a la regeneración

Las organizaciones deben evolucionar con el tiempo, transitando de empresas tradicionales a entidades de impacto o regenerativas.

Leer más
Descubre Más